Saltar al contenido

Gastronomía de El Cairo: que comer de turismo por la capital

Gastronomía El Cairo
La eléctrica metrópolis de El Cairo, no solo es famosa por sus pirámides e historia, sino también por sus comidas y platos tradicionales, los cuales hace ya tiempo que se colaron en las mesas de medio mundo.

En este post vamos a realizar un repaso a los milenarios sabores de la gastronomía de El Cairo, analizando también el origen, ingredientes y el sabor de algunos de sus platos más emblemáticos.

➡️ ¿Quieres tener una experiencia más completa y segura? Mejora tu experiencia reservando este 👉 tour gastronómico por El Cairo. Por muy poco irás acompañado por un guía local en español experto en gastronomía egipcia.

🌴🐪🍅🧄🧅🌮🥗 Platos tradicionales de para probar en un viaje por El Cairo

El Cairo es una ciudad bien conocida por su rica tradición gastronómica y diversidad de productos locales. Hacer una visita turística a la visita a la capital va unido intrínsicamente a conocer su oferta gastronómica.

Aquí tienes una lista con las comidas típicas que tienes que probar durante tu viaje por el El Cairo:

Koshari

El Koshari está considerado como el plato nacional de Egipto. Ha sido parte integral de la cocina egipcia durante más de un siglo y hoy en día no se concibe la identidad de Egipto sin este maravilloso plato.

Su origen se atribuye a la influencia multicultural que ha marcado la historia del país, ya que se piensa que el plato del Koshari tiene raíces en la cocina india y traído a Egipto por soldados británicos durante el siglo XIX.

Está compuesto por estos ingredientes:

  • Lentejas: Aportan una textura tierna y un sabor terroso al Koshari.
  • Arroz: Se utiliza como base para el Koshari.
  • Fideos: Generalmente rotos en pedazos pequeños, aportan una textura crujiente.
  • Garbanzos: Ya sea fritos o cocidos, añaden una capa adicional de sabor y textura al plato.
  • Salsa de Tomate: Es esencial y se mezcla con especias para crear una base sabrosa.
  • Cebollas fritas: Proporcionan un toque crujiente y un sabor caramelizado a este plato tradicional de El Cairo.
  • Aceite y especias: Aceite de oliva, ajo, comino, cilantro y pimienta roja son utilizados ampliamente para sazonar y realzar los sabores.
  • Salsa de ajo: Algunas variantes del Koshari incluyen salsa de ajo.

El Koshari es una mezcla de sabores y texturas. La combinación de lentejas tiernas, arroz, fideos crujientes, garbanzos, salsa de tomate y cebollas fritas crea un plato rico en sabores. Especias como el comino y el cilantro añaden complejidad al sabor, mientras que la salsa de ajo aporta un toque picante.

El Koshari se sirve en cuencos o platos hondos con los ingredientes colocados por capas. A menudo se le añade salsa de tomate y se personaliza con aderezos adicionales como chiles, vinagre o limón según las preferencias de cada comensal.

Disfrutar de un plato de Koshari en El Cairo no es solo una experiencia gastronómica, sino también un viaje a través de la historia culinaria de la región. Cada bocado cuenta la historia de la diversidad cultural y la riqueza de la cocina egipcia.

Falafel

El origen exacto del falafel no está completamente establecido, aunque se habla sobre que tubo su origen en Egipto hace miles de años.

  • Garbanzos o Habas: El ingrediente principal del falafel es el garbanzo, aunque también se puede ver elaborado con habas. En El Cairo es más frecuente comerlo con garbanzos.
  • Cilantro y perejil: Son esenciales para dar sabor y frescura al falafel.
  • Ajo: Se utiliza para añadir un toque de sabor picante al falafel.
  • Cebolla: A menudo cruda y finamente picada, se mezcla con la masa para añadir sabor y textura.
  • Especias: Comino, cilantro molido, y a veces pimienta roja o chile en polvo se utilizan para sazonar la mezcla, aportando un sabor característico.
  • Levadura y bicarbonato de sodio: Estos ingredientes ayudan a que el falafel adquiera su textura crujiente al ser frito.

El falafel que se come en el El Cairo es conocido por su sabor y por ser una comida contundente. La combinación de garbanzos (o habas), hierbas frescas y especias, crean una mezcla aromática deliciosa. La fritura le otorga una capa exterior crujiente y dorada, mientras que el interior se mantiene tierno y lleno de sabores.

A menudo se sirve con tahini (salsa de sésamo), ensalada fresca y pan pita, creando un equilibrio perfecto de texturas y sabores.

Al disfrutar de un falafel en las bulliciosas calles de El Cairo, te sumergirás en la autenticidad y el encanto de la cocina callejera egipcia.

Molokhia

La molokhia es un plato emblemático en la cocina egipcia y su origen se remonta a tiempos inmemoriales.

El nombre «molokhia» hace referencia a una planta verde y viscosa llamada jute (Corchorus olitorius), cuyas hojas son la base de este plato. Esta elaboración de El Cairo ha sido parte fundamental de la dieta egipcia durante siglos y ha perdurado a lo largo de las generaciones.

  • Molokhia (Jute): Son el ingrediente central de este plato. La planta se corta finamente antes de ser cocida en un caldo aromático.
  • Caldo: Se prepara utilizando ingredientes como ajo, cilantro, cebolla y a veces carne, generalmente pollo o cordero. Crean una base rica y sabrosa.
  • Arroz o Pan Pita: La molokhia se sirve comúnmente con arroz o, en algunas variantes, con pan pita. Complementan la textura de la molokhia y absorben los sabores del caldo.
  • Sazonadores: Especias como cilantro, comino y a veces chile se utilizan para sazonar la molokhia y darle un toque distintivo de sabor.

La molokhia tiene un sabor potente y terroso. La viscosidad de las hojas de molokhia da a la sopa una textura característica que se equilibra con la profundidad del sabor del caldo. Las especias añaden complejidad y un toque aromático, mientras que el arroz o el pan pita proporcionan una base que complementa perfectamente la molokhia.

La molokhia se puede servir de varias formas diferentes. Por ejemplo como una sopa espesa, donde las hojas de molokhia se mezclan con el caldo, pero también puede tener una consistencia más líquida al servirse sobre una capa de arroz. Puede acompañarse con un toque de limón o salsa de ajo.

Esta elaboración no solo es apreciada por su sabor, sino también por su valor nutricional, ya que es muy rico en vitaminas y minerales. Es un plato tradicional de El Cairo que representa la conexión de Egipto con la tierra y su capacidad para aprovechar los productos locales de manera deliciosa y saludable.

Shawarma

El shawarma, aunque no es originario de la capital, se ha convertido en un plato icónico de la escena gastronómica de El Cairo.

La técnica de cocinar carne en un asador vertical girando lentamente, fue adoptada en Egipto y adaptada a los gustos locales desde hace siglos. La influencia de la cocina árabe y la presencia histórica de diversas culturas en la región, contribuyeron a la popularidad del shawarma en El Cairo.

  • Carne: El shawarma tradicionalmente se hace con carne de cordero o pollo, aunque variantes con carne de res también son comunes. La carne se corta en finas láminas antes de ser servida.
  • Aderezos: Se acompañan con una variedad de aderezos que incluyen tomate, pepino, cebolla y lechuga. Estos ingredientes frescos añaden textura y un contraste de sabores al plato.
  • Pan pita: El shawarma se sirve envuelto en pan pita. Este pan esponjoso y ligero actúa como una envoltura perfecta para la carne y sus ingredientes.
  • Salsa Tahini: Realizada con una base de semillas de sésamo molidas, ajo y limón, se vierte sobre la carne y los vegetales. Aporta un sabor intenso y a su vez cremoso al conjunto del plato.
  • Especias: La carne se sazona con una mezcla de especias que pueden ser comino, paprika, canela y pimienta. Estas especias no solo realzan el sabor de la carne, sino que también contribuyen a que tenga un aroma que caracteriza al shawarma.

El shawarma de El Cairo es una explosión de sabores que combina lo crujiente y dorado de la carne asada en el exterior con la suavidad y jugosidad en el interior.

La mezcla de especias, junto con la frescura de los ingredientes vegetales y la cremosidad de la salsa tahini, crean una experiencia gastronómica inigualable. Cada bocado es una fusión de texturas y sabores que evoca el encanto de la cocina callejera de Egipto.

Fatta

El Fatta es un plato muy antiguo que se remonta a la época de los faraones, y desde entonces ha mantenido su estatus como uno de los platos tradicionales de Egipto más importantes. Si estás de viaje por El Cairo, no debes perderte esta explosión de sabor.

  • Arroz: Sirve como la base principal del Fatta, proporcionando una textura suave y absorbiendo los sabores de los demás ingredientes.
  • Pan frito: A veces llamado «arayes», agrega una dimensión crujiente al plato, el cual contrasta con la suavidad del arroz.
  • Carne (cordero o ternera): La carne, típicamente cordero o ternera, se cocina con especias para dar un sabor rico y jugoso.
  • Ajo: Tiene una presencia constante en la cocina egipcia. En este caso se utiliza para sazonar la carne y añadir un toque que caracteriza al Fatta.
  • Salsa de tomate especiada: Se vierte sobre el Fatta, agregando un sabor intenso que se complementa con el arroz y la carne.
  • Caldo: A menudo elaborado con huesos de carne, se vierte sobre el plato para ensalzar los sabores y darle fluidez al plato.
  • Garbanzos: Se añaden para darle más sustancia y nutrición al Fatta.
  • Especias: Comino, cilantro, canela y otras especias se utilizan para sazonar la carne y la salsa, añadiendo capas de sabor al plato.

Por la gran variedad de ingredientes, el Fatta es una experiencia gastronómica compleja.

El Fatta se sirve en grandes platos, especialmente durante celebraciones y eventos. Es un plato que fomenta la convivencia y se comparte entre familiares y amigos. El ritual de disfrutar el Fatta refleja la hospitalidad egipcia y la importancia de la comida en la unión de las personas.

Hawawshi

El Hawawshi es originario de El Cairo. Un plato que ha conquistado los paladares locales e internacionales. Su nombre proviene de su creador, Ahmed Al-Hawawshi, quien ideó esta especialidad en la década de 1970.

Este manjar consiste en carne de res sazonada con especias autóctonas como comino, cilantro y ají picado, todo ello envuelto en una fina masa de pan pita. El secreto está en la calidad de la carne y la mezcla perfecta de condimentos que otorgan al Hawawshi su sabor característico.

El Hawawshi se cocina a la parrilla o en un horno de carbón, permitiendo que los jugos de la carne se mezclen con las especias. Una vez listo, se sirve caliente y se puede acompañar con tomates, cebollas y salsa de tahini.

Este plato de El Cairo se disfruta mejor con las manos, permitiendo que los sabores se fusionen con cada bocado.

Ful Medames

Ful Medames es un plato tradicional de Egipto con raíces que se remontan en la antigüedad. Su historia se entrelaza con la cultura y la cocina egipcias, siendo una fuente sostenible y nutritiva desde hace generaciones.

Este plato sencillo de elaborar, pero está lleno de sabor. Como ingrediente principal se usan los «ful,» también conocidos como habas fava. Se cocinan lentamente con ajo, comino y aceite de oliva hasta que alcanzan una consistencia suave y cremosa. El toque final incluye zumo de limón, tomates y perejil.

El Ful Medames se sirve tradicionalmente con pan pita o pan árabe. Se puede personaliza al gusto de cada uno añadiendo condimentos como cebollas, rábanos, pepino o huevos duros. La experiencia de comer un Ful Medames suele realizarse en un ámbito social y relajado con conversaciones animadas.

Esta simple pero sabrosa combinación de ingredientes crea un plato icónico que encarna la autentica hospitalidad de la cocina egipcia.

Kebda Eskandarani

Kebda Eskandarani es un banquete de sabores intensos muy característico de El Cairo, aunque es originario de Alejandría.

Está considerado como una joya culinaria que ha conquistado los corazones de los amantes de la gastronomía Egipcia. Su nombre se inspira en la ciudad de Alejandría, también conocida en árabe como Iskandariya.

Este plato tradicional se centra en la carne de hígado (kebda), que se corta en trozos y se adereza con una mezcla de especias, como el comino, el ajo o el cilantro. La carne se cocina a la parrilla o en una sartén, impregnándose con los sabores de las hierbas y especias. A menudo, se sirve con pan árabe fresco y se acompaña con salsa tahini, ajo, perejil y limón para realzar su sabor.

Se disfruta mejor comiéndolo en puestos callejeros. Puedes optar por envolver el kebda en pan, o simplemente sumergirlo en la salsa. La mezcla de texturas y el contraste de sabores hacen de este plato una experiencia sensorial muy egipcia.

Postres tradicionales de El Cairo

Después de una sobredosis de platos salados, es hora de satisfacer a los amantes de los postres y dulces.

La repostería de Egipto también es muy famosa y tiene sabores irresistibles, por lo que si estás de viaje por Egipto, ahora más que nunca es el momento de darte un capricho.

Baklava

La baklava tiene su raíz en la cocina otomana y árabe y su fama se ha extendido por toda la región del mediterráneo. A lo largo de los años, en El Cairo, este postre se ha adaptado a los gustos locales y forma parte de su gastronomía tradicional.

Está elaborado con finas capas de masa filo que se intercalan con nueces trituradas o pistachos. Se bañan en una mezcla de miel y jarabe de azúcar. Como resultado una deliciosa combinación de texturas crujientes y dulces indescriptibles. Muy recomendable si estás de viaje por El Cairo y te gustan los sabores dulces.

Konafa

La konafa es otro postre que tiene sus raíces en la época otomana. Su popularidad se ha extendido a lo largo de los años y hoy en día se encuentra en muchos países de Oriente Medio y el norte de África.

La konafa se compone de finas hebras de masa tostada y crujiente rellenas de nueces, queso o crema y se rocía generosamente con jarabe de azúcar aromatizado con agua de azahar.

Basbousa

Originaria de la región del Magreb, la basbousa ha encontrado su lugar en la mesa de los postres egipcios. Su nombre proviene del término árabe «basbasa», que significa acariciar, describiendo la textura suave del postre.

Elaborada con sémola, yogur, azúcar y coco, la basbousa se cuece al horno y se baña en una mezcla de azúcar y agua de azahar, creando un postre húmedo y aromático.

Es sin duda uno de los postres tradicionales de El Cairo más ricos y consumidos.

Zalabia

La zalabia tiene su origen en la cocina tradicional árabe en general, convirtiéndose en un elemento básico de las celebraciones y festividades que se realizan en el El Cairo.

Son espirales de masa frita se sumergen en jarabe de azúcar después de la cocción, creando una textura crujiente por fuera y esponjosa por dentro. Es fácil encontrarlo espolvoreado con azúcar glas y canela.

Roz Bel Laban

Este postre lácteo tiene originario de Egipto, nació como forma de aprovechar los ingredientes locales de la despensas.

El Roz Bel Laban se prepara cocinando arroz con leche, azúcar y vainilla. A veces, se enriquece con canela o frutas secas. Es una experiencia reconfortante con un sabor suave y cremoso.

Kahk

Los kahk son parte integral de las celebraciones religiosas y festivales de Egipto, como Eid al-Fitr (fiesta del fin del ayuno), muy habituales en El Cairo y toda la región.

Estas galletas rellenas de dátiles o nueces están cubiertas con azúcar glas en un equilibrio perfecto entre lo dulce y lo salado. El toque distintivo de estas galletas radica en su forma y la ocasión especial para la que se preparan.

Si tienes pensado visitar el país de los faraones asegúrate de sumergirte su gastronomía egipcia para tener una experiencia más amplia y sabrosa.

🔶 Entradas relacionadas

También puedes conocer nuestras categorías principales relacionadas con Egipto.

Índice
Ajustes